Así es Chris Nikic, primer Iroman con síndrome de Down

Quien le iba a decir al pequeño Chris o a sus padres que a pesar de haber nacido con una cardiopatía y de haber sufrido varias operaciones de corazón y de oído, hoy sería la primera persona con síndrome de Down en finalizar la durísima prueba triatlón de Iroman.  Quién les iba a decir que a pesar de no haber podido caminar hasta los cuatro años hoy sería un deportista cuya hazaña ha sido reconocida en el Guinnes World Records.

Este joven estadounidense de 21 años de edad ha logrado lo que parecía imposible, lo que muchos tachaban de locura. Chris es un amante del deporte y llevaba entrenando su cuerpo muchos meses y su mente toda la vida para enfrentarse a una prueba decisiva: el triatlón Ironman de Florida. Chris quería ser un Ironman y lo ha conseguido.

La competición Ironman consiste en una durísima prueba atlética en la que cada deportista ha de completar 3,8 kilómetros a nado, 180 kilómetros en bici y 42 kilómetros a pie (un maratón).  El tiempo límite para realizarlo: 17 horas. Chris lo finalizó el pasado sábado en 16 horas y 46 minutos haciendo historia.

El joven atleta consiguió su gran reto sin privilegios sobre el resto de competidores. Sin más ayuda que el acompañamiento durante toda la prueba de su guía y entrenador Dan Grieb -con 17 Ironman completados-.

«Tener el síndrome de Down significa que tengo que trabajar más duro que todos los demás«, decía Nikic. «He aprendido a trabajar más duro en la vida, y eso me ha ayudado a estar listo para el IRONMAN».

Por ello, su victoria es aún más satisfactoria. «Para Chris, la carrera fue mucho más que la línea de meta y la celebración de la victoria. Fue un ejemplo para mostrar a otros niños y familias que han superado obstáculos similares que ningún sueño es demasiado grande o ninguna meta demasiado inalcanzable», dijo el padre de Chris nada más recibir a su hijo con un abrazo en la meta.

 

Leave a Comment