Muay Thai es un arte marcial inclusivo:

Desde hace tres años, Antonio entrena una disciplina tailandesa milenaria: el muay thai. Se trata de un deporte de contacto al que este joven se apuntó para olvidar el acoso escolar.

Gracias a este tipo de boxeo, Antonio consiguió sentirse mejor, estar en forma, hacer nuevos amigos y mejorar su autoestima. “He conseguido aprender mucho”, ha comentado el joven en una entrevista. Este arte marcial tiene valores como el sacrificio, el esfuerzo o el respeto.

Antonio está encantado con este deporte. Además, ha conocido a su ídolo: Namsaknoi. Es un tailandés muy conocido en el muay thai porque lleva 6 años venciendo en todos los combates.

La historia de Antonio es todo un ejemplo de esfuerzo y de superación. Ante un problema, ha buscado la manera de volver a levantarse y de centrarse en algo positivo.

¡Enhorabuena, Antonio!

Leave a Comment